Nuestra Fe

Un Fielista devoto es aquél que entiende que ser un Fielista es un estilo de vida muy real y serio. El Fielismo no es algo que simplemente profesamos, es el prisma a través del cuál vemos el mundo y es la manera en la que vivimos nuestras vidas. El Fielismo guía lo que pensamos, sentimos, decimos y hacemos.

Aquellos que se definen a sí mismos como Fielistas porque pueden haber leído acerca del Fielismo o han leído algunos extractos de la Biblia Kosmon y están en armonía con ellos, pueden estar equivocados sobre lo que significa ser un Fielista.

Si no estás seguro de si estás viviendo la vida de un Fielista, entonces es sabio estudiar más a fondo el Fielismo, no sólo la interpretación personal del Oahspe, sino también lo que una comunidad Fielista cree y vive.

Sólo es sabio abrazar una fe que conoces y comprendes. Si bien hay una educación continua en la vida de un Fielista devoto, la decisión de entrar en un pacto y en una comunidad religiosa de creyentes sólo debe emprenderse si ese individuo puede decir “Amén” desde el primer día a las creencias, a la autoridad y a las prácticas de esa comunidad. Ninguna persona debería buscar entrar al Fielismo con la esperanza de comprenderlo algún día en el futuro. Esa persona debe ser un/a Fielista en su mente y corazón antes de tomar el siguiente paso para convertirse en miembro/a de una Iglesia Fielista.